Anonim

Ingredientes

Mantequilla, para engrasar la sartén

Capa de tomate:

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 chalotes grandes o 4 pequeños, picados

2 dientes de ajo picados

Dos latas de 15 onzas de tomates cortados en cubitos

1/4 a 1/2 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo triturado

Sal kosher y pimienta recién molida

Salsa bechamel:

3 cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

1/4 taza de harina para todo uso

1 taza de leche entera, a temperatura ambiente

Pizca de nuez moscada molida

Sal kosher y pimienta recién molida

Pesto:

2 tazas de hojas frescas de albahaca

1 taza de parmesano rallado

1/4 taza de piñones tostados (ver la Nota del cocinero)

1 diente de ajo, aplastado

Sal kosher y pimienta recién molida

1/4 taza de aceite de oliva virgen extra

Polenta:

Sal kosher

1 3/4 tazas de harina de maíz amarilla

1/2 barra (4 cucharadas) de mantequilla sin sal, cortada en trozos, a temperatura ambiente

Pan a la parrilla, para servir

Image

Direcciones

  1. Unte con mantequilla una sartén con resorte de 9 pulgadas. Forra la parte inferior y los lados con papel pergamino. Para la capa de tomate: en una sartén antiadherente de 12 pulgadas, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agregue las chalotas y cocine hasta que estén suaves, aproximadamente 3 minutos. Agregue el ajo y cocine hasta que esté fragante, aproximadamente 30 segundos. Retire la sartén del fuego y enfríe un poco. Agregue los tomates. Regrese la sartén al fuego y agregue las hojuelas de pimiento rojo. Lleve la mezcla a fuego lento y cocine hasta que la mayor parte del líquido se haya evaporado y la mezcla haya formado una salsa espesa, de 15 a 20 minutos. Condimentar con sal y pimienta.
  2. Para la salsa bechamel: En una cacerola de 1 cuarto de galón, derrita la mantequilla a fuego medio-bajo. Agregue la harina y bata hasta que esté suave, de 1 a 2 minutos. Gradualmente agregue la leche, batiendo constantemente para prevenir grumos. Agregue la nuez moscada y 1/4 cucharadita de sal. Cocine a fuego medio-bajo, batiendo constantemente, hasta que la salsa esté espesa y suave, aproximadamente 8 minutos. Retire la sartén del fuego.
  3. Para el pesto: en un procesador de alimentos, combine la albahaca, el parmesano, los piñones, el ajo, 1/2 cucharadita de sal y 1/4 cucharadita de pimienta. Pulso hasta finamente picado. Con la máquina en funcionamiento, agregue gradualmente el aceite de oliva hasta que la mezcla forme una pasta suave. Agregue el pesto a la salsa bechamel hasta que esté suave. Condimentar con sal y pimienta. Dejar enfriar por 15 minutos.
  4. Para la polenta: En una cacerola grande y pesada, hierva 6 tazas de agua y 1 cucharada de sal a fuego medio-bajo. Poco a poco agregue la harina de maíz. Reduzca el fuego a bajo y cocine, revolviendo constantemente, hasta que espese y la harina de maíz esté tierna, de 10 a 15 minutos. Retire la sartén del fuego y agregue la mantequilla. Para armar la torta: Trabajando rápidamente, extienda la mitad de la polenta tibia en una capa uniforme en el fondo de la sartén preparada. Agregue la mezcla de pesto y se extendió sobre la polenta. Coloca la polenta restante encima y alisa con una espátula. Extienda la mezcla de tomate en la parte superior. Enfríe la torta a temperatura ambiente durante 30 minutos. Cubra con una envoltura de plástico y refrigere hasta que las capas se hayan endurecido, aproximadamente 4 horas. Retire el anillo exterior de la sartén, luego retire el papel de pergamino. Coloque la torta en un plato y córtela en rodajas finas. Servir con pan a la parrilla. Nota del cocinero: Para tostar los piñones, colóquelos en una sola capa en una bandeja para hornear. Hornee en un horno a 350 grados F hasta que esté ligeramente tostado, de 6 a 8 minutos. Enfríe completamente antes de usar.